Educación Digital en Idiomas, Incluyente y de Impacto: Entrevista con Diana Suárez, GLOT

299

Diana Suárez es Ingeniera con maestría en Medio Ambiente y Desarrollo, pero tras un periodo de insatisfacción profesional decidió realizar un cambio en su vida, a partir de su amor por los idiomas y el trabajo humanitario. En esta ocasión hablamos con Diana de GLOT, iniciativa con la que poblaciones sin los recursos suficientes acceden a lecciones de idiomas y tutorías personalizadas.

Post Pages - Post Inline - WIRIS

¿Te gustaría saber cómo voluntariar con GLOT y perfeccionar tu segunda lengua? Sigue leyendo hasta el final.

To Be: El comienzo

Hola Diana, bienvenida. Cuéntanos, ¿cómo te iniciaste con estos temas?

¡Hola! Es un placer estar aquí. Desde niña he sido una apasionada por los idiomas, de hecho mi sueño era y aún es ser políglota. También me ha gustado mucho el tema de la educación.

Me gradué como ingeniera ambiental, pero he tenido la fortuna de hacer toda mi carrera y experiencia profesional en el sector educativo, trabajando muchos años para la Universidad Nacional de Colombia, en toda la parte de proyectos, cooperación internacional y siempre he estado involucrada en esos temas. Pero también hablando de sueños, no solamente los idiomas, siempre me gustó el sector social.

Incluso aplicaba a puestos de trabajo en el sector social y quizás por ser ingeniera no me admitían. Entonces decidí en un momento específico crear mi propia organización sin ánimo de lucro que es GLOT.

¿Cómo empezó GLOT?

GLOT nace en el 2018, y fue creada debido a una crisis laboral. Yo tenía mi empleo, trabajaba en la Universidad, pero a pesar de que lo tenía “todo”, un salario fijo, mi corazón no era feliz. Yo sentía que algo me faltaba, y ahí recordé cuál era mi sueño cuando era niña, el de ser políglota y ayudar a las personas.

Para esa época yo ya hablaba tres idiomas: Español, inglés y francés, todos teniendo la oportunidad incluso de vivir en estos países y mejorarlos allí. Me faltaba sólo un idioma para ser políglota. Y pues en medio de mi crisis, y de preguntarme todos los días “¿Qué estoy haciendo con mi vida?”, pensando en todo esto, nace y se define GLOT.

También quiero mencionar que sí hablaba un cuarto idioma: El amor, que para mí es el idioma universal. Realmente tiene mucho que ver, porque podemos tener muchas habilidades, pero en Medellín, en mi comunidad, hay niños y niñas que no saben leer y escribir en español. ¿De qué sirve hablar tantos idiomas si hay personas que se están quedando atrás por no saber leer y escribir?

GLOT nace como una iniciativa para promover idiomas, garantizando primero que niñas y niños sepan leer y escribir. Hacemos proyectos en comunidades de escasos recursos donde podemos enseñarles inglés, francés, alemán, además del español como idioma nativo. El foco es el impacto social a través de los idiomas.

Plan d’attaque

¿Qué actividades realiza GLOT, y a qué público objetivo?

Nosotros tenemos un programa que es la base del impacto social, llamado Literacy +, con el que evaluamos y mejoramos las habilidades básicas en español y también en matemáticas de niños y niñas de comunidades de escasos recursos. Con este programa nosotros implementamos una metodología de impacto, ya validada en India y en varios países de África, que adaptamos a Colombia. 

Hemos realizado diferentes pilotos con Literacy +. Ya hemos visto de manera preliminar que sí funciona. Este es para nosotros como el bebé, nuestro programa clave. Todo el modelo de negocios está conectado con este programa que es la base.

También tenemos un programa que se llama Mentoring, que está centrado en la persona, y en cómo le ayudamos para que aprenda a aprender idiomas extranjeros. Esto nos ayuda a acompañar más de cerca procesos de aprendizaje, y entender motivaciones e intereses de las personas. 

Este programa de mentorías también lo ofrecemos como servicio pago para quienes puedan pagarlo, y financia a aquellos que no pueden. Otra fuente de financiación son nuestros servicios de interpretación, que son de clase internacional. Apoyamos eventos presenciales, aunque en este último año fueron más que nada virtuales. Las empresas que adquieren estos servicios están financiando nuestras actividades.

Finalmente tenemos un programa voluntariado. Nos han visitado personas de más de 18 nacionalidades, y es justo a nuestra capacidad de hablar diferentes idiomas que podemos crear estar redes internacionales.

Esto es GLOT a grandes rasgos: Literacy Plus (o Literacy+), Mentoring, servicios de Interpretación y Voluntariado.

Nos hemos dado cuenta que con este modelo social de negocio, se apoya el aprendizaje de los niños en habilidades básicas. Muchas personas desean pagar por nuestros servicios debido a su impacto.

Es muy interesante que pese a su sentido social busque también la sostenibilidad financiera. ¿Reciben otros tipos de apoyo?

Nosotros estamos constituidos como organización sin ánimo de lucro en Colombia y también en Estado Unidos. Para mí es súper importante como ONG romper un paradigma, que es el de solo depender de donaciones o caridad; y dejar de vista un modelo que las haga sostenibles a largo plazo y sea generador de empleo.

A pesar de ser ONG ofrecemos servicios y recibimos donaciones. También recibimos recursos por cooperación internacional. Pero todas las ganancias de la operación son reinvertidas, específicamente en los niños.

Lo que queremos asegurar, es que sea un proyecto totalmente sostenible pero también que tenga servicios pagos para poder generar empleo pero que también que esas ganancias vaya específicamente para los niños.

Cuando se trata de educación y reducción de pobreza, hablamos de algo grande que no podemos hacer solos, por más amor que tengamos. Necesitamos aliados, locales, nacionales e internacionales. Cosa que ha sido clave no solo desde el punto de vista financiero, sino también desde lo técnico.

Un gran ejemplo de la importancia de los aliados se dio el año pasado. Antes todo los hacíamos directamente en las comunidades, que no tienen internet o computador. Llega la pandemia, ¿Cómo íbamos a continuar nuestros programas? 

Lo que hicimos entonces fue ver eso como una oportunidad y buscar una solución. Así que adaptamos nuestro programa con los niños y adelantamos una formación de formadores. Ahí fue cuando nosotros empezamos a buscar qué herramientas nos permitían llegar a comunidades rurales sin conectividad. Y nos encontramos con una aplicación en donde podíamos montar el programa de manera virtual pero sin necesidad de conectarse a internet. Encontramos que con la plataforma Kolibri esto sería posible. Con ese cambio que hicimos nos ganamos un premio de innovación en América Latina.

También ahí vimos una oportunidad de contar con evidencia de que ese programa, ese cambio o innovación educativa sí funciona. Esto nos ha permitido acceder a nuevas fuentes de recursos.

Para mostrar: La metodología Teaching at the Right Level (Enseñar en el Nivel Apropiado)

¿Nos podrías hablar un poco acerca de la metodología de impacto que implementan, qué papel juegan las tecnologías educativas y el elearning en esta?

Como te comenta, la metodología que implementamos está basada en evidencia. Empezó en India con una organización que se llama Pratham, y se llama “Teaching at the Right Level”, Enseñar en el Nivel Apropiado. Nosotros decidimos pilotear esta metodología en Colombia.

Esta es otra de las cosas que queremos cambiar frente a la idea que se tiene sobre un emprendimiento social. Hacemos un piloto y analizamos qué pasa, si funciona o no, qué mejoras se pueden hacer. Si no funciona, lo dejamos a un lado pero lo importante es que entendimos qué pasa.

Lo que propone la metodología TaRL es enseñarle a los niños de acuerdo a su nivel, no a su grado ni a su edad. Nosotros hicimos un piloto en una comunidad de Medellín, con niñas y niños de quinto de primaria. Nos encontramos con un niño de 10 años de edad cursando quinto de primaria, capaz de leer solamente palabras solas, cuando se supone que en grado quinto o incluso antes ya debería leer frases y párrafos de corrido. Estamos hablando de su idioma nativo, español. Imagínate el grado de frustración de este niño en un salón de clase.

Al finalizar nuestra intervención, el niño ya era capaz de leer párrafos.

Entonces lo que hicimos fue adaptar la metodología al contexto. No solo para tener el contenido en español, sino también para ajustarnos a los lineamientos curriculares del Ministerio de Educación Nacional, la adaptamos y empezamos a implementar.

En el primer piloto que hicimos en el 2019 vimos resultados positivos que al menos nos daban una correlación, del tipo: “Los niños que más asistían son los que más mejoraron”. Ya eso nos da unos indicios.

Ahora, algo que conecto con lo que tú preguntas: ¿Cómo incluir tecnología educativa?

Con la pandemia vimos cómo la tecnología educativa fue disruptiva, pero nos estamos olvidando de la última milla. ¿Cuál es la última milla en mi caso? Los que no tienen computador, los que no tienen internet. Esta es una realidad que no va a acabar pronto, todavía demoramos un poquito para que toda Colombia y toda Latinoamérica esté conectada. Sobre todo en el área rural, pero incluso en la ciudad, en Medellín que es la segunda ciudad más grande de Colombia, existen problemas de conectividad.

Queremos hacer innovaciones educativas, pero olvidamos a los que están atrás. Y si esto sigue así va a seguir generando una brecha entre ricos y pobres, que va a seguir siendo más grande y van a estar más rezagados, con todas las consecuencias económicas y sociales que pueden surgir. Por eso con nuestra innovación queremos incluir a esta población de “última milla” con nuestra metodología y con una herramienta que pueda llegar a lugares sin conexión.

A partir del premio que ganamos el año pasado, este año hicimos un piloto con investigadores del Reino Unido. Lo que hicimos fue validar cómo les iba a usuarios en el uso de una herramienta específica, y de ahí sugerir mejoras para que en el año siguiente con el apoyo de Chile y de Reino Unido podamos hacer una evaluación más completa de todo. No solo la parte de formación de formadores con esta herramienta, sino la implementación en escuelas y a escala. El objetivo es eventualmente poder crecer y llegar a impactar a muchos más niños.

Datum: Qué aprendemos sobre educar en idiomas a comunidades vulnerables

La tecnología tiene dos caras. Una es la que se muestra al usuario. La otra es la información que revela acerca de los usuarios. ¿Cómo enfrentan la generación de datos útiles para la toma de decisiones? 

Las decisiones se deben tomar a partir de evidencia. Una de las cosas que buscamos es generar impacto en la política pública educativa, mediante innovaciones y proyectos que de verdad sirvan. Para nosotros son súper clave los datos, que dependen de las preguntas de investigación que nos hagamos, lo que queramos responder. Por ejemplo, en su momento, en el piloto de 2019 nuestra pregunta era acerca del impacto de la intervención en la población, de cómo iniciaban nuestras niñas y niños y cómo terminaban al finalizar. Los datos nos permiten comparar el inicio con el final de una manera rigurosa.

El piloto de este año estuvo más ligado al formador, docente o persona voluntaria que aplica la metodología. Las preguntas eran sobre cómo es la experiencia de usuario con la plataforma, qué se debe cambiar y mejorar. Si avanzamos con este proyecto el próximo año, las preguntas van a estar más ligadas a cómo se comporta todo el proceso y cuál es el impacto que tiene. Ahí volvemos de nuevo a la población y las evidencias que queremos generar sobre ella.

Las ONGs podemos investigar, debemos realmente hacerlo, porque a veces también nos enfocamos en un proyecto que nos gusta, pero que no funciona para la comunidad. Por lo que también es una responsabilidad social ética profesional, la de estar trabajando en estas soluciones que de verdad impacten y que sean en la medida de lo posible rigurosas. Como mínimo, que estén aportando datos y contribuyan a la medición de impacto.

Impacto y emprendimiento, interpretación simultánea

El aspecto social de GLOT es sin duda muy interesante. Pero dado su carácter de sostenibilidad financiera, gran parte de nuestra audiencia seguro tiene curiosidad sobre el aspecto de negocio de elearning. Cuéntanos, ¿cómo promueves tu producto?

GLOT empezó como un emprendimiento social, como te decía fue una puerta de escape a esa crisis, y mi necesidad de poder devolver las oportunidades que yo había recibido.

Al inicio fue un proyecto personal, pero fue cogiendo fuerza. Me fui dando cuenta de que hay personas que ya saben un segundo idioma y quieren compartirlo con su comunidad. Incluso pareciera que a muchas de las personas que tienen gustos por los idiomas también les interesan proyectos que tengan impacto social. Hemos conectado con muchas personas a nivel internacional. Fue por esta acogida que decido convertir a GLOT en un emprendimiento, una idea sostenible. Pero cuyo objetivo primario sea la generación de impacto y poder vivir de ello.

La pandemia nos afectó mucho como ONG. Te puedo decir que más del 90% de ingresos disminuyó a partir de la pandemia, pero aún así sobrevivimos. Con los ingresos generados por el emprendimiento mismo aún no somos sostenibles. Para nosotros ha sido un talón de Aquiles toda la parte de mercadeo y de darnos a conocer.

Creemos en lo que tenemos. Sí nos ha faltado más pero también como emprendedores nuestra capacidad es limitada y más aún en Colombia, donde es muy difícil ser emprendedor social. Una de las lecciones que aprendí en el camino de este proyecto fue aprender a priorizar.

Yo sé que es muy importante el mercadeo, pero también pienso que lo importante es que los emprendedores se enfoquen en lo que saben. Mi fuerte es por ejemplo el tema de cooperación internacional, los idiomas y la educación, entonces me enfoco en eso. Tengo claro que el equipo irá creciendo y también tenemos muchos voluntarios y apoyo de muchas personas. Al final es cuestión de saber priorizar e identificar esas áreas claves que puedan darle la oportunidad al proyecto de crecer.

Me gusta lo que mencionas respecto a “vivir del proyecto”, pienso que eso alude a la importancia de alcanzar un estilo de vida con el que estés cómoda. Promover ese estilo que buscas darte y que propones, puede ser un buen punto de partida para promocionar una idea como esta…

Sí, yo te contaba mi historia al principio, de mi crisis existencial. Pensaba en qué haría todos los días, incluso sin que me paguen pero con lo que me levante feliz. Y claro, qué bueno sería poder vivir de ello.

Definitivamente me interesa promover mi idea y promover más ideas y estilos de vida como este. Es muy valioso tener la oportunidad de estar en contacto con aliados en Chile, Reino Unido, África, desde la virtualidad. Y saber que le estamos dando la oportunidad a más personas, empoderando a poblaciones jóvenes a que sepan leer y escribir en su idioma nativo, eso es parte de mi misión de vida.

¿Cuáles son tus planes a futuro? Para las personas que están interesadas en seguir tu trabajo, ¿cómo pueden hacerlo? 

Actualmente tenemos informes de impacto disponibles, de años anteriores. Actualmente la investigación que estamos haciendo está siendo revisada por nuestros aliados en Chile y en Reino Unido. Estamos esperando sus opiniones para poder realizar la publicación. La evidencia que hacemos no es para guardarla sino para que sirva para otros procesos educativos.

Sigo aprendiendo idiomas, eso es algo que siempre estará presente. Ahorita estoy aprendiendo swahili, un idioma del este de África, hablado sobre todo en Kenia y Tanzania. Digo que con todo esto que nosotros hemos tenido y estas metodologías que se traen a Colombia, pienso que sería muy bueno conectar con experiencias de estos lugares.

Estamos dispuestos a consolidar nuestra red de aliados, embajadores y gente que le apueste a la educación, personas que también sean apasionadas por los idiomas y que se puedan crear alianzas e impacto.

Las oportunidades de voluntariado con GLOT estarán disponibles en idealist.org (en inglés) y se irán actualizando.

¿Te interesan los idiomas y el impacto social? Visita el sitio web glot.org, contacta a Diana a su correo [email protected] o conéctate con GLOT y Diana en LinkedIn.

Previous article5 Temas Clave Sobre El Elearning Según Moisés Wasserman | Pulso Latino
Next article5 Intensely Passionate Social Emotional Learning Activities To Try In Your Classroom — SEL-cite Your Elearning

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.