CloudLabs, la Empresa Colombiana que Exporta Laboratorios de Aprendizaje Virtual al Mundo — Entrevista Exclusiva con su Fundador y CEO, Jiovany Orozco

300

La educación se encuentra en una constante actualización y evolución y eso hace que el sistema educativo tenga más acercamiento a herramientas y metodologías virtuales. Empresas como CloudLabs permiten que esto se haga realidad dentro de los sistemas de educación, haciendo que el aprendizaje remoto se vuelva una nueva normalidad e incluso sea de apoyo para el aprendizaje presencial y así ayuda a el mundo teniendo en cuenta la situación del COVID-19. 

Post Pages - Post Inline - WIRIS

Sin embargo, para Jiovany Orozco, creador y director de CloudLabs, la problemática que existe con los sistemas educativos es la falta de conocimiento con las herramientas educativas que existen actualmente. El desafío que se ve presente son los currículos desactualizados y las metodologías que algunas instituciones en el continente no quieren cambiar.

En entrevista exclusiva con LMSPulse, Jiovany nos ayuda a entender el valor de los laboratorios virtuales interactivos, y también nos habla acerca de su proyecto, originado en Colombia y que ofrece experiencias digitales interactivas de clase mundial.

¿Qué es CloudLabs?

Hola Jiovany, ¿puedes contarnos un poco acerca de ti y de CloudLabs?

¡Hola! Mi nombre es Jiovany Orozco, soy ingeniero electricista, colombiano de la ciudad de Pereira. Graduado de la Universidad tecnológica de Pereira. Soy el fundador y creador de CloudLabs.

Nuestro producto educativo va enfocado hacia soluciones experimentales, y personalmente creo que estas se hacen más críticas a medida que las instituciones buscan mejores alternativas frente al aislamiento social y la alternancia.

CloudLabs empezó como emprendimiento en 2008, con la idea de tener una empresa de tecnología educativa basada en la instrumentación virtual. Un concepto relacionado es el de los laboratorios remotos, que implementamos más adelante.

CloudLabs ha visto un fuerte crecimiento en tiempo reciente debido a la evolución de la educación, antes de la pandemia pero impulsado aún más por ella.

¿Cuáles son los antecedentes de CloudLabs?

Yo trabajaba como profesor en el Servicio Nacional de Aprendizaje colombiano (SENA), en donde descubrí el tema de simuladores y laboratorios virtuales. En 2007 pasé a trabajar a un consultorio internacional en el área de tecnología educativa, donde nos fue muy bien. Aquí decidí retomar la idea de los simuladores, implementando nuevas tecnologías.

Decidimos invertir con algunos amigos, y lanzamos los primeros simuladores de laboratorio. Empezamos en áreas de ingeniería, introduciendo elementos de inteligencia artificial como autómatas programables. Los equipos de laboratorio son costosos y la lógica de programación es muy interesante porque desarrolla mucho pensamiento lógico. Así que inicialmente lo que queríamos era ofrecer espacios de experimentacion virtual que sustituyeran laboratorios reales, a una fracción del costo. No obstante esta idea no tuvo la acogida de mercado que esperábamos inicialmente. 

Entonces generamos una segunda fase en el 2014 y 2015. Ampliamos la cobertura en el área de ciencias, biología, química y física. Aquí encontraríamos nuestro núcleo de negocio.

Esto coincidiría con el auge de las “STEM“, siglas en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas. Si bien es alrededor de 2011 que arranca el concepto, se va popularizando en hacia 2016-2017. Tomamos la decisión de apropiarnos del concepto “Laboratorios STEM”. Decidimos insistir con el valor asociado a laboratorios virtuales, así que empezamos a posicionarnos como empresa de soluciones “Virtual STEM”.

En este moment podemos decir con certeza que somos Virtual STEM. Actualmente estamos en una etapa crítica e interesante de la curva de crecimiento exponencial. Hemos doblando nuestros ingresos anuales, y estamos a punto de entrar en una nueva fase de madurez que requiere otro tipo de visión, y un nivel de consolidación tanto en nuestra infraestructura como en nuestro equipo más alto que nunca.

El entorno de aprendizaje digital interactivo latinoamericano

¿Cuáles son tus competidores y casos similares? ¿Qué referentes utilizaste y si existen a nivel Colombia o Latinoamérica, o tus principales referencias son extranjeras? 

Nuestra experiencia relacionada con la instrumentación virtual proviene principalmente de empresas de instrumentación en los Estados Unidos, como National Instruments. Ahora bien, este tipo de empresas son ampliamente destacadas entre ingenieros e incluso en escuelas de ingeniería, pero no estamos hablando de empresas o soluciones educativas, con componentes pedagógicos.

Parte de nuestro esfuerzo es la adaptación. Pero si te metes de cabeza en el mundo educativo, te das cuenta de que probablemente requieras repensar la tecnología.

Si hubo un referente durante la mayor parte de mi carrera profesional, fueron los laboratorios de Pearson. Ese fue seguramente el más importante al momento de hacerme pensar  que sí podría hacerlo.

Pero claro, la convicción de hacerlo obedeció más a la intuición que a un tema de tener una oportunidad de mercado claramente identificada.

Había otros participantes además de Pearson, como Yenka, compañía británica. Al explorar sus servicios me hacían pensar, “Hagamos los nuestros pero pongámosle nuestro valor agregado, nuestra didáctica como diferenciador de mercado.”

Actualmente hay unas 10 empresas grandes en el mundo trabajando fuertemente esto, son proyectos diferentes, pero no son latinoamericanas.

Una empresa que está creciendo mucho a nivel mundial es Labster. Ellos son muy potentes, muy buenos pero creo que nosotros no vamos mal en comparación.

Así que en general, vemos un mercado con interesante actividad, y a la vez estamos seguros en nuestras fortalezas y la oportunidad de introducir atributos de diferenciación. La verdad estamos muy motivados de que vamos por el camino correcto en el concepto latinoamericano. Este tiene que ver con algunas particularidades a la hora de abordar temas y problemas, pero también cuestiones técnicas relacionadas con la conectividad e infraestructura. Nuestros laboratorios pueden funcionar sin conexión a internet, son compatibles con dispositivos móviles y en múltiples sistemas operativos. Este tipo de prestaciones aún cuentan en el mercado.

¿Qué cosas nuevas o diferentes trae CloudLabs, que antes no existían? ¿O que entienden ustedes en el mercado de solutiones Virtual STEM que otros tal vez no tengan tan claro?

Primero que nada, nosotros con los laboratorios remotos llevamos muchos años. Si bien por muchos años sentimos haber llegado demasiado temprano, hoy en día tenemos ventajas en experiencia y volumen. Actualmente tenemos 17 áreas de conocimiento, cuando lo normal es que las demás empresas tengan una fracción, o que estén especializadas: Solo agricultura, robótica, matemáticas.

Otra ventaja relacionada es es que nuestros laboratorios están asociados 100% al los currículos de países como Colombia, México o Panamá. Esto hace que nuestra solución se pueda implementar con mucha más agilidad.

El hecho de que nuestros laboratorios sean en español desde su concepción supone otra ventaja competitiva significativa, Labster viene fuerte pero les tomará un tiempo crear laboratorios de calidad en nuestro idioma.

Nuestro abordaje didáctico y tecnológico también es una ventaja, con el potencial de convertirse en la más fuerte de todas. Actualmente estamos haciendo inversiones en investigación y desarrollo en tecnologías Deep Learning. También estamos iniciando projectos que involucren aspectos de realidad aumentada y realidad virtual.

Finalmente, contamos con una serie de ventajas pero que no las consideramos como tales, porque son básicas, no deseadas sino elementales: Funciones como integración con el protocolo LTI para integrar a LMS, APIs modernas que cumplan con toda la normativa de privacidad actual; o una hoja de ruta definida donde el cliente sepa que tenemos planes de evolución tecnológica a largo plazo.

Puesto que la experimentación es la base de CloudLabs, ¿Podrías compartir con nosotros algún error, fracaso o inversión que no se dio durante tu proceso, y los aprendizajes que dejaron en la compañía?

¡Muchos! (Risas) Creo que la mayoría de ellos no están dentro del maravilloso mundo artificial de los laboratorios y simulaciones. Aún no resolvemos algunos de los desafíos asociados con el marketing digital, o con lograr una experiencia amena y ágil en nuestra tienda virtual.

Otra serie de problemas logísticos han representado obstáculos inesperados, como en el caso de traducir nuestros simuladores a otros idiomas. Logramos empezar a resolverlo entendiendo su verdadero valor, y por qué valía la pena invertir en una solución de mayor costo pero que garantizara experiencia global. Han sido aprendizajes costosos pero necesarios.

Algo que podría verse como una desventaja es la ausencia de capital privado. Nos enfocamos en ser autosustentables y no depender de inversionistas externos. No nos oponemos a la idea, quizás nos ayudaría a la hora de afrontar nuestros problemas de expansión en el mercado. Pero no queremos sacrificar el control o los elementos que nos hacen únicos.

En todo caso, hoy podemos decir que tenemos una banderita en al menos 32 países.

Visión a futuro, pero antes: Saldar cuentas con la realidad actual

La pandemia ayudó de cierta manera a visibilizar muchos emprendimientos en América Latina y si hacemos la comparación de hoy y hace unos años atrás no es tan extraño hablar de empresas globales. Pero, ¿qué otros desafíos se han añadido? 

Uno de los principales desafíos para nosotros fue no haber sido capaces de aprovechar las oportunidades de la pandemia generó de un momento a otro.

Contamos con cinco departamentos que totalizan unos 130 empleados de tiempo completo, incluyendo más de 60 desarrolladores y 25 educadores. Recientemente hemos decidido incrementar el número de plazas flexibles relacionadas con proyectos específicos. Más de 100 profesionales apoyan proyectos de acuerdo a su localización y tema.

El área comercial y de mercadeo es aún limitada. Continuamos elaborando nuestros canales a nivel internacional, para darnos a conocer y mejorar nuestras relaciones con clientes actuales y potenciales, y la comunidad educativa.

¿Qué tipo de relaciones tiene CloudLabs con empresas que ofrecen LMS? 

No puedo negar que no tenemos las relaciones más fuertes. Nuestro producto se integra con Moodle, Canvas, Blackboard, Brightspace y cualquier otra con soporte LTI. Es sin lugar a dudas una tarea pendiente.

En todo caso, este tipo de alianzas no remplazan esfuerzos de contacto directo. Hemos aprendido que la alianza con un proveedor experto puede enviar un mensaje de respaldo a un número de clientes potenciales, pero asimismo hay otros que prefieren relaciones directas. La realidad es que es un mercado virtualmente ilimitado, en donde por ahora no hay saturación y por el contrario puede ser beneficioso expandir el número de plataformas.

Relacionado con esto viene la tarea de justificar nuestra oferta de valor diferenciada. Esa parte no es sencilla, pero es claro que una vez el tipo de soluciones que ofrecemos adquieran acogida masiva, entraremos en una nueva etapa de crecimiento y expansión.

Sus principales clientes son colegios, y algunas instituciones de educación superior. ¿También tienen clientes corporativos? 

Nuestro principal segmento es el sistema educativo completo. No conozco de otra empresa que abarque todos los niveles por sí sola.

Nosotros atendemos la educación básica primaria. Para fines de año contaremos con 120 en física, química, matemáticas e incluso ciencias sociales. sociales

En la básica secundaria y media tenemos unos 280 simuladores, y pretendemos finalizar el año con unos 200 simuladores de educación superior.

No hacemos simuladores a la medida para empresas. Aunque sí recibimos inquietudes sobre estos, en mi opinión el modelo de negocio en empresas es muy a la medida. Por el momento preferimos ser una empresa de productos más que de proyectos.

Nosotros comercializamos simuladores a bajo costo mediante suscripciones. Un enfoque de proyectos a la medida entraría en conflicto con este modelo.

¿Cómo ves la industria actualmente, con una proyección a 6 meses? ¿Qué desafíos vienen? 

En lo que veo en el mercado y las proyecciones que trato de hacer, hay cosas positivas y cosas que requieren mejorar.

En las positivas, veo plenitud de recursos, y mayor apertura hacia nuestras soluciones. Pero el problema es que la metodología no cambia. A pesar de contar con tantos recursos digitales seguimos dando clases magistrales, con la tradición de “dictar” clase, un término que me parece horroroso, pero que refleja la realidad que aún persiste en los salones de clase. La construcción de conocimiento debe partir de orientaciones del profesor, pero no dictar.

Puede sonar a cliché pero es una verdad que el profesor tiene que orientar el proceso educativo, y este es el enfoque que deben adoptar las tecnologías de apoyo.

Hay algo que los sistemas educativos no entienden y es que el estudiante se está construyendo solo. El principal competidor de una escuela no es otra escuela sino el estudiante mismo, y su búsqueda de experiencias más edificantes, interesantes y efectivas.

Lo mismo aplica para empresas de elearning. Con la abundancia de contenidos online, el reto no es superar a la escuela sino ofrecer una propuesta de valor que preserve al máximo las facilidades que el internet mismo ofrece para opciones gratuitas. Pienso que dentro de las estrategias que vale la pena abordar está en la calidad, una buena estructura, metodologías activas y desafíos deseables.

Si hay una oportunidad clara para desarrollar en nuestros países es la de garantizar la relevancia de los contenidos y las experiencias de aprendizaje. La educación en nuestros países requiere una revolución, que trascienda los currículos, abra la mente de los estudiantes y visibilice la importancia de superar desafíos de forma autónoma. Esto es fundamental si queremos generar curvas de aprendizaje exponencial.

Es decir que la oportunidad para el sector es grande. Pero para esto tenemos que aprender a balancear didáctica y tecnología. Experiencias STEM desafiantes tienen que dejar de asustar, y ser más atractivas tanto a nivel tecnológico como pedagógico. Es la única manera de garantizar que realmente estamos ayudando tanto a educadores como estudiantes.

Muchas gracias, Jiovany. ¿Cómo puedo aprender más sobre CloudLabs, solicitar una prueba y empezar a incorporar Virtual STEM en mis cursos?

Puedes hacer parte de la experiencia CloudLabs visitando nuestro sitio web.

Previous article10 Años de Edu Labs, Promoviendo Tecnología y Cultura del Aprendizaje en América Latina
Next articleIs This The future Of International Schools In The Hybrid Learning World? Robert Paddock, Valenture Institute on the Elearning Podcast with Stephen Ladek

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.