¿Se convertirá Chamilo en la Principal Plataforma de Aprendizaje Abierta al Final de la Década? Su Director General, Yannick Warnier Responde

490

Imagina que Yannick Warnier te dice: “Hago el sistema de gestión del aprendizaje más fácil y amigable”. Lo más probable es que lo encuentres intrigante, e incluso su convicción te divierta.

Post Pages - Post Inline - WIRIS

Ahora, imagina que también te dice que quiere que su LMS sea siempre gratuita y de código abierto. ¿Cómo reaccionas? Lo más probable es que él haya visto tu reacción, y responda tu escepticismo con su amistosa sonrisa.

Esta historia comenzó hace menos de una década. Es una en la que Chamilo, BeezNest y Warnier han estado siempre en ascenso. Sus cifras aún no suponen una amenaza para los líderes de la industria: Chamilo ocupa un distante segundo lugar después de Moodle (tercero si consideras a Canvas código abierto). Apenas consigue superar a Sakai en todas partes excepto en Norteamérica. BeezNest, el principal socio comercial de Chamilo y fuente de financiación, es más pequeño que el Socio Moodle promedio.

A pesar de la escala, vale la pena seguir de cerca el rápido crecimiento de Chamilo y el fervor de sus usuarios. Warnier habló con LMSPulse en una entrevista exclusiva, donde intentamos averiguar si Chamilo es el futuro de los sistemas de aprendizaje o si, tal y como piensan los miles de usuarios de Chamilo principalmente en Europa y América Latina, este futuro ya está aquí.

Claroline, Dokeos, Chamilo: un par de líneas de tiempo

Chamilo y la Asociación que lleva su nombre inician en 2010. Sin embargo, la historia tiene puntos de partida anteriores y posteriores.

Podemos empezar con Claroline, precursor belga que alcanzó su punto de auge a mediados de los años ochenta. Si eras un estudiante en Europa o América Latina en el cambio de milenio, es posible que hayas sido usuario de Claroline. También es posible que lo hayas olvidado por completo. Maneras perfectas de describir a Claroline son confiable y genérica.

Las universidades encontrarían en Claroline una traducción directa del salón de clase físico. Pero una facción creciente de la comunidad de desarrolladores quiere más. El problema es que, para algunos miembros, convertirse en empresa equivale a traición. Aquí tenemos el primero de muchos cismas que vendrán. En 1999, nace Dokeos, una bifurcación o “fork” de Claroline para pequeñas empresas. Confiada, se separa del mundo académico. Warnier se convierte en colaborador activo en 2004.

Los responsables del proyecto Dokeos comienzan a sembrar descontento entre la comunidad, que en su mayoría está de acuerdo con la importancia del segmento corporativo, si bien no con muchas de las prácticas afines al mundo empresarial. El conflicto alcanza un punto crítico cuando Dokeos anuncia oficialmente sus intenciones de limitar su distribución. Algunas partes del sistema dejarían de ser abiertas, o permanecerían exclusivamente en la nube. En medio de esta crisis, Chamilo ve la luz, en 2010. No se preocupa de que la gente siga viéndolo como otro “fork” de Dokeos, al menos por un par de años más.

Un último episodio, Chamilo LCMS, es un rediseño desde cero. Pero no consigue tracción. La Asociación decide escuchar a la comunidad y en 2015 abandona LCMS para aunar fuerzas en torno a Chamilo de aquí en adelante.

Dónde están ahora:

  • Claroline existe como una aplicación de una sola página. La última, Claroline 12.5, se lanzó en noviembre de 2019.
  • Dokeos sigue vivo como una aplicación basada en la nube y afirma tener más de 500.000 usuarios. Aunque afirma ser “abierto hasta la promiscuidad“, el acceso a Dokeos Community Edition no es muy fácil que digamos.

‘No volverás a preocuparte por otro LMS’.

Warnier vio el nacimiento y el meteórico ascenso de Chamilo mientras vivía en Perú. Al principio de nuestra conversación, cambiamos al español, ya que se sentía más cómodo en él. La mayor parte de los casi 30 millones de usuarios de Chamilo en 2021, frente a los 11 de 2016, proceden de América Latina. Mientras Warnier vuelve a su lugar de nacimiento en Bélgica, la sede de la Asociación Chamilo, que él dirige, está en la encantadora ciudad de Lugo, en España.

Warnier es un hombre práctico, y Chamilo también lo es. Bastante trabajo y pensamiento ha tenido lugar para hacer de Chamilo una experiencia sencilla y directa. Pero pronto queda claro que sencillez no es un mero corporativo. Sencillez es la única forma de pensar y vivir de Warnier. Sigue siendo un apasionado del código abierto, y tan obstinado como cualquiera de sus defensores. No obstante, al final del día la principal fortaleza de Chamilo y BeezNest es la capacidad de conciliar “simple” y “abierto”.

Con cierto tono desafiante, Warnier cree que la usabilidad debería ser innegociable para proyectos que realmente aspiren al calificativo de “abiertos”. Si el software hace numerosas suposiciones sobre los desarrolladores y los usuarios, si espera un determinado bagaje, ¿realmente puede esperar su acogida universal?

Chamilo no sólo es fácil de usar como estudiante o usuario, sino también de configurar y gestionar. La Asociación Chamilo se siente ligera y racionalmente dirigida. Para convertirse en miembro sólo hay que aportar “algo”. BeezNest, la otra responsabilidad ejecutiva de Warnier, es el principal socio comercial de Chamilo. Los ingenieros de BeezNest son quienes desarrollan y mantienen el software, financiado por los miembros de la Asociación. Dado que BeezNest es también el principal contribuyente de la Asociación, aporta el 50% de sus ingresos, pero esto no supone exclusividad. Los posibles socios pueden afiliarse y, una vez aprobados, sólo deben pagar una cuota anual fija. Los clientes pueden solicitar un presupuesto a [email protected] y como respuesta obtendrán seis: Uno por cada socio comercial. Nuevas funciones son cortesía de clientes que no tienen inconveniente en hacer público su código. Es un modelo compacto y robusto con una consistencia envidiable entre proyectos de código abierto.

Empezar con Chamilo es cuestión de crear una cuenta gratuita en campus.chamilo.org. Enseguida tienes un demo, una versión de prueba y una plataforma desde la que puedes empezar a vender tus cursos de inmediato. Si has realizado contenidos en otro LMS, el proceso de creación de cursos te resultará muy sencillo. Chamilo también es compatible con SCORM y LTI, por lo que puedes añadir contenidos existentes. La opción “Comprar cursos” te lleva directamente al catálogo de cursos de Chamilo. Mantenido por BeezNest, te da acceso a docenas de cursos, listos para que los incorpores en tus cursos Chamilo.

Empieza con Chamilo LMS

Si estás listo para empezar, dirígete a chamilo.org/es/descarga y consigue la última versión del software, la 11. Luego ve a 11.chamilo.org/documentation/installation_guide.html, asegúrate de que tu sistema tiene el software necesario y sigue los pasos. Chamilo es un sistema basado en LAMP\WAMP, así que el proceso puede parecerte familiar. Sólo que mucho más rápido.

Previous articleThe 10 Best Udemy Courses for Self-Improvement
Next articleAuthor Lisa Caprelli on the Elearning Podcast with Stephen Ladek

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.