In English

WIRIS

Moonami se puede definir como un núcleo de máxima calidad en cuanto a la arquitectura de sistemas en la nube, y asimismo una fortaleza para el Software Libre en el agitado segmento de tecnologías educativas en los Estados Unidos.

Estos principios se reflejan en su modelo de servicio. Sin ningún compromiso, ofrecen trasladar tu sitio Moodle a la nube utilizando Amazon Web Services (AWS). Dado el alto nivel de disponibilidad de AWS, sumado al grado de experiencia de Moonami en optimización de arquitectura, lo más probable es que tus estudiantes cuenten con una experiencia más rápida y robusta. Todo esto antes de cualquier contrato o acuerdo formal. Para el intrépido equipo basado en el suburbio de Fishers, ofrecer una experiencia de software libre en su mejor expresión posible y sin compromisos es su naturaleza.

No encontrarás muchos en la industria que actúen de forma semejante. Para la mayoría, es un riesgo alto e innecesario. Pero John Porten, fundador y actual Presidente, lo considera crucial para mantener estándares de calidad y servicio. Desde su fundación, en 2013, la apuesta sigue pagando para este “Moodle Tsunami,” Socio Oficial de Moodle desde 2015.

“No conocemos de otro proveedor de servicios Moodle, y con seguridad son pocos en el espacio de las EdTech en general, capaz de ofrecer esta proposición de valor”, afirma John DeFonzo, Director de Relaciones. Pero, ¿Quién en el espacio educativo, tan acostumbrado a contratos multianuales y extensiones de similar longitud, aprecia esta libertad? “En nuestra experiencia, cualquiera que llega a conocernos.” Cada nueva categoría de cliente que deciden apuntar ha resultado exitosa: Educación básica, (K-12), sector privado e incluso gobierno. En el mercado estadounidense, no obstante, es díficil darse a conocer. Es díficil competir con los ogros, sin mencionar los gigantes, y sus presupuestos de publicidad y mercadería. Es un problema que afecta a Moodle y sus proveedores de forma estructural.

¿Cómo sacar a Moodle del anticuado servidor que es la mentalidad del cliente norteamericano?

La gran mayoría de personas en el mercado potencial de Moonami mantiene ideas anticuadas de Moodle y de las necesidades físicas y técnicas que el sistema presuntamente necesita. A decir verdad, muchos de los clientes que llegan a Moonami traen un sitio en mal estado, inadecuadamente configurado y sin ningún tipo de optimización. Más que clientes, en un primer momento son pacientes. “Son estos ejemplos los que dejan una mala impresión sobre Moodle.” Ejemplo representativo: Una institución respetable con alrededor de diez mil estudiantes, cuyo LMS resulta ser administrado por “un sujeto ahí”. Moonami acudió al rescate cuando el sitio sufrió una “falla catastrófica”, que fue resuelta definitivamente una vez migraron el sitio a AWS. Solo entonces Moonami empezó a facturar. Los clientes potenciales regularmente reciben el equivalente a docenas de horas de consultoría en tecnología y arquitectura de información de manera gratuita.

“Muchos de nuestros clientes provienen de relaciones complicadas, donde el compromiso con el servicio y la calidad era inexistente”. El equipo central de Moonami cuenta con experiencias de otros LMS: Instructure Canvas, Blackboard-Moodlerooms, Sakai. Para DeFonzo, Canvas merece respeto, sin ser necesariamente un modelo a seguir. Canvas apareció en el momento adecuado en el lugar adecuado. El lugar en cuestión: La nube. DeFonzo fue testigo del efecto dominó que arrastró cientos de descontentos hacia este nuevo y vistoso LMS. Comenzando con las universidades más acaudaladas, Canvas se benefició de efectos de red y altos márgenes que le permitieron implementar planes de mercadeo más ambiciosos desde el principio.

Experticia en arquitectura de nube, nivel agencias de inteligencia

El superior servicio al cliente y la promesa de “no contratos” podrían conducir a pensar que la oferta de Moonami ahí termina. “Los no-contratos son nuestro caballo de Troya” afirma Shalimar Anderson, líder de servicio al cliente.

La infraestructura AWS administrada por Moonami soporta cerca de 100,000 usuarios a diario. Las LMS en esta cuentan con desde menos de cien hasta varios miles de usuarios. Las soluciones de Moonami garantizan escalabilidad y ágil respuesta. Porten vive permanentemente en una cruzada personal defendiendo la noción de “experto en AWS” contra usos inapropiados e inmerecidos.

Nuestros clientes acuden a nosotros por nuestra capacidad de operar en múltiples áreas. A veces necesitan ayuda tratando de expresar las preguntas, articular sus necesidades, o entendiendo el mercado. Para ellos tenemos una tienda de servicio completo. No somos simplemente un servicio de almacenamiento de Moodle en LMS y ya. Respecto a Amazon, contamos con recursos transversales. Personalmente desconozco de otro proveedor con nuestra experiencia en AWS, en especial uno con nuestro volumen de implementación“.

Moonami es el único proveedor conocido que ofrezca soluciones en GovCloud, la rama de AWS de máxima seguridad, especial para gobiernos y agencias de inteligencia. Demandas adicionales para proveedores de servicios GovCloud incluyen protocolos especiales de tratamiento de información confidencial, extenso monitoreo de uso de recursos, y procesos de chequeo y vetado del personal encargado de su administración. Para Moonami, también implica que algunos de sus clientes de más alto perfil no pueden aparecer en sus materiales promocionales, por razones de seguridad nacional.

Persiguiendo un alto propósito, con rentabilidad

Moonami no tiene problema en admitir que es “especial” en el universo Moodle, especialmente de los Estados Unidos. No enfatizan en fuerzas de ventas, promoción y mercadeo como los demás, lo que les permite concentrarse en apoyo, infraestructura y desarrollo. También diminuye los costos finales. Ha refinado una cultura de relación cercana con los clientes, parte esencial de su identidad. Porten se jacta: “Nos excedemos en nuestra forma de complacer”.

Cada decisión se toma a la luz de su valor para el consumidor, incluyendo la certificación como Socio Oficial Moodle. “Lo hicimos para legitimarnos en el segmento, y enviar un mensaje”, explica Anderson, cuyo evento preferido es el MountainMoot, la conferencia Moodle celebrada anualmente en Helena Montana que combina charlas y talleres con recreación, naturaleza y comunidad.

Constantes esfuerzos realiza Moonami para forjar relaciones reales con sus clientes y difuminar las líneas entre proveedor y un miembro más del equipo. Más que contratos o convenios, Moonami mide su éxito en el volumen de “diálogos” que sostienen con clientes actuales y potenciales. “Cada conversación define la calidad única de nuestra relación. Es un ‘encanto’ que nuestros clientes siguen apreciando”.

Y es un encanto que repercute en el modelo de negocios. La capacidad de ofrecer una solución completa antes de un compromiso formal, representa información esencial para el cliente previa a la hora de tomar decisiones. Cuando el momento en el ciclo de compras llega, optar por Moonami resulta más fácil.

No hay riesgos o hay sorpresas, pero sí algunos desafíos por delante. Los nuevos LMS ofrecen experiencias mucho más agradables en su superficie, contrastando con las nociones de Moodle, varias generaciones desactualizadas. No obstante, sería un error desobedecer por completo los orígenes de Moodle, entre los oscuros cuartos de servidores en universidades alrededor del mundo. Paradójicamente, la escena que aún actúa en detrimento de Moodle en el mercado estadounidense, fue el origen de un movimiento. Una comunidad que interactúa activamente y como colectivo construye el LMS. Una persona que rápidamente encuentra la solución a un problema, o lo crea por sí misma, y es distribuido al instante y sin intermediación. Respetando la historia, Moonami apunta a consolidar un nivel de servicio basado en la comunidad, intolerante contra la burocracia, y filosóficamente coherente con los principios de software libre y abierto.