Las 10 Investigaciones Más Influyentes en Economía Educativa

1370
MoodleNews EdTech Labs: Education Economics Edition | Las 10 Investigadores Más Influyentes en Economía Educativa
https://www.flickr.com/photos/morebyless/9423385629

This Story in English.

WIRIS

Cuando llega el momento de afrontar problemas inevitables en la educación, como presupuestos o administración, las herramientas que los economistas tienen para ofrecer simplemente no pueden ignorarse, aunque generen un poco de desdén. Con tareas que suelen quedar pendientes sobre la mejor manera de distribuir recursos, estimar efectos a largo plazo, y calcular tasas de retorno, no hay más remedio que involucrar economistas en la conversación.

Pero eso no quiere decir que debas tenernos miedo. Una mirada más cercana a la investigación económica con mayor influencia en las políticas y prácticas educativas sugiere que los aportes han ido mucho más allá de asuntos meramente contables. Campos de estudio como la microeconomía, la teoría de juegos o la economía del comportamiento (o conductual), esta “ciencia blanda” ha jugado un papel importante en la revelación de los mecanismos mismos mediante los que aprendemos. Adicionalmente, conceptos económicos como las externalidades, efectos de derrame (spillovers) o el costo de oportunidad, han resultado ser una herramienta clave a la hora de depurar intervenciones educativas cuyos resultados positivos resultaron ser atribuidos erróneamente.

A continuación, echamos un vistazo a algunos de las publicaciones académicas más influyentes en economía educativa de todos los tiempos, según RePEc. RePEc (Research Papers in Economics) es un esfuerzo voluntario alrededor de una base de datos descentralizada sobre investigación económica que abarca 93 países, 50.000 autores, y 2,3 millones de ítems de investigación. Todos los elementos listados a continuación se encuentran dentro de los 1.000 con mayor factor de impacto de RePEc, entre todos los campos económicos.

#1. Barro, Robert J & Lee, Jong-Wha, 2001.
“International Data on Educational Attainment: Updates and Implications”
(“Datos internacionales sobre escolarización: Novedades e implicaciones”)

Oxford Economic Papers, Oxford University Press, vol. 53(3), pp 541-563, Julio.

La investigación seminal de Barro podría no haber inventado el término “capital humano”, pero fue vital a la hora de traerla a la palestra. Adoptando una perspectiva de largo plazo en las tendencias, a lo largo de la segunda mitad del siglo XX, ilustra el firme avance global hacia mayores niveles de escolaridad en todos los grados, y así mismo evidencia las grandes dificultades que algunas regiones, a veces de forma persistente a través de las décadas. A nivel metodológico, varias de las técnicas de estimación que hoy son la base de las puntuaciones regionales y nacionales realizadas por organizaciones como la OCDE y la UNESCO fueron producto de esta línea.

https://ideas.repec.org/a/oup/oxecpp/v53y2001i3p541-63.html

#2. Card, David, 1999.
“The causal effect of education on earnings”
(“El efecto causal de la educación en los ingresos”)

En: O. Ashenfelter & D. Card (ed.), Handbook of Labor Economics, primera edición, Vol. 3, Cap. 30, pp 1801-1863

Tendemos a dar por sentado que una mejor educación lleva a un mejor nivel de vida. Esto es generalmente cierto, pero las grandes disparidades que este efecto presenta en distintas circunstancias sugiere que la educación rara vez es el principal, mucho menos el único factor que media en la mejora de las condiciones de vida. En uno de los pocos casos de investigación económica basada en gemelos idénticos, se descubre que el los ingresos de dos personas donde la única diferencia es la educación varían alrededor del 10%. En los casos más generosos, la escolaridad no llega a representar más del 40% de la diferencia entre ingresos. Esta línea dio pie a sugerir que las desventajas sociales tienen un efecto limitante en los beneficios netos de la educación.

https://ideas.repec.org/h/eee/labchp/3-30.html

#3. Becker, Gary S & Tomes, Nigel, 1986.
“Human Capital and the Rise and Fall of Families” (“Capital humano y el ascenso y declive de las familias”)

Journal of Labor Economics, University of Chicago Press, Vol. 4(3), pp 1-39, July.

Uno de los problemas a los que se enfrentan los economistas al tratar de investigar lo que sucede en un contexto educativo es la baja calidad de los datos. Si es que los hay, desde luego. Cuando los datos son de baja calidad o inexistentes, los economistas construyen modelos. El problema que surge es que para que un modelo funcione con información incompleta (e inobtenible), tenemos que acudir a suposiciones.

Gary Becker merece una reputación especial entre los economistas en este sentido. Su método asumir a las personas y las familias como tomadores de decisiones racionales, que siempre buscan maximizar su utilidad, nunca ha estado libre de críticas. Pero al final del día, las ideas de Becker, entre las que la educación aparece como multiplicador de oportunidades intergeneracionales, han permanecido válidas y difíciles de refutar.

https://ideas.repec.org/a/ucp/jlabec/v4y1986i3ps1-39.html

#4. Sandra E. Black, 1999.
“Do Better Schools Matter? Parental Valuation of Elementary Education”
(“Importa estar en una mejor escuela? Valuación parental de la educación básica”)

The Quarterly Journal of Economics, Oxford University Press, Vol. 114(2), pp 577-599.

El tema de reforma al sistema educativo, en prácticamente cualquier país del mundo, desata pasiones en todos los bandos. Pero cuando es el momento de responder “¿Reformar hacia dónde?”, los economistas de repente terminan en el ojo del huracán. Lo cual podría ser problemático, porque se supone que la tarea de la economía es dilucidar fenómenos y efectos. Se encarga del cómo y el cuánto o qué tanto cuesta una determinada inversión, no del qué ni del por qué. Incluso en el mejor de los casos, pensar en generalidades comúnmente aceptadas, como hacer las escuelas “mejor”, todavía deja varios grados de libertad.

Tomando como foco a los hogares, se cree que los padres que invierten más dinero en la educación de sus hijos son mejores, ante lo cual la correlación existente con puntuaciones más altas en pruebas estandarizadas sería una prueba definitiva. Pero lo que estudios como el de Black demuestra es que hay un límite después del cual el impacto de un peso adicional invertido en educación no ofrece beneficio suficiente. Este hallazgo, sumado a la realidad de que la inversión en educación es una variable más en un océano de factores, podría conducir a discusiones acerca de la efectividad de los programas educativos tal y como son actualmente. Además podría darnos una visión más benévola de padres educativamente “frugales”.

https://ideas.repec.org/a/oup/qjecon/v114y1999i2p577-599..html

El resto de los mejores diez incluye:

  • #5. Psacharopoulos, George, 1994.
    “Returns to investment in education: A global update”
    (“Retornos a la inversión en educación: Una actualización global”)
    World Development, Elsevier, Vol. 22(9), pp 1325-1343, Septiembre.
    https://ideas.repec.org/a/eee/wdevel/v22y1994i9p1325-1343.html
  • #6. Edward Miguel & Michael Kremer, 2004.
    “Worms: Identifying Impacts on Education and Health in the Presence of Treatment Externalities”
    (“Gusanos: Identificando impactos en educación y salud en presencia de externalidades causadas por tratamientos”)
    Econometrica, Econometric Society, Vol. 72(1), pp 159-217, 01.
    https://ideas.repec.org/a/ecm/emetrp/v72y2004i1p159-217.html
  • #7. Barro, Robert J. & Lee, Jong Wha, 2013.
    “A new data set of educational attainment in the world, 1950–2010”
    (“Nueva compilación de datos de escolarización mundial, 1950-2010”)
    Journal of Development Economics, Elsevier, Vol. 104(C), pp 184-198.
    https://ideas.repec.org/a/eee/deveco/v104y2013icp184-198.html
  • #8.Mikael Lindahl & Alan B. Krueger, 2001.
    “Education for Growth: Why and for Whom?”
    (“Educación para el crecimiento: ¿Por qué y para quién?”)
    Journal of Economic Literature, American Economic Association, Vol. 39(4), pp 1101-1136, Diciembre.
    https://ideas.repec.org/a/aea/jeclit/v39y2001i4p1101-1136.html
  • #9.Roland Benabou, 1993.
    “Workings of a City: Location, Education, and Production”
    (“Funcionamientos de una ciudad: Localización, educación y producción”)
    The Quarterly Journal of Economics, Oxford University Press, Vol. 108(3), pp 619-652.
    https://ideas.repec.org/a/oup/qjecon/v108y1993i3p619-652..html
  • #10.Alan B. Krueger, 1999.
    “Experimental Estimates of Education Production Functions”
    (“Estimaciones experimentales de funciones de producción en educación”)
    The Quarterly Journal of Economics, Oxford University Press, Vol. 114(2), pp 497-532.
    https://ideas.repec.org/a/oup/qjecon/v114y1999i2p497-532..html